Tendencias mineras 2011

Los desafíos que enfrentará la industria minera mundial en 2011
Los ejecutivos del sector de minería bien lo saben, los smart phones no son los únicos productos para los cuales los niveles internacionales de la demanda están superando con creces los de la oferta. A medida que las economías emergentes del planeta mantienen un vertiginoso ritmo de industrialización, la demanda por los commodities continúa disparada. Al mismo tiempo, numerosos países han comenzado a tomar las acciones necesarias para proteger su propio abastecimiento, disminuyendo los volúmenes de recursos naturales exportados y cerrando sus puertas a algunos de los mercados tradicionales de oferta. Según el estudio de Deloitte “10 desafíos que enfrentará la industria minera en 2011”, tal situación no sólo ha repercutido directamente en los precios de los commodities, sino que también ha cambiado la forma de hacer negocios por parte de las compañías mineras.

“Al combinar las alzas en los precios de los commodities con la escasez de mano de obra calificada y el exceso de demanda, es posible que estamos ad portas de retornar a las épocas doradas de la minería”, señala Pablo Tipic, socio líder de la industria de Energy & Resources de Deloitte Chile. “Sin embargo, los factores que actualmente impulsan la demanda son sustancialmente diferentes a los del pasado y las compañías mineras deberán cambiar la manera como pretenden hacer crecer sus negocios si desean mantener el ritmo del mercado”.

De acuerdo con el tercer reporte anual sobre el sector global de minería elaborado por Deloitte, “Tracking the Trends 2011: The top 10 issues mining companies face in the coming year”, a medida que la demanda de las economías emergentes crece aceleradamente, el flujo de commodities está trasladándose con rapidez hacia las naciones que no pertenecen a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OECD, por sus siglas en inglés). No obstante, el citado reporte explica que, aunque el apetito por commodities que manifiestan las economías en desarrollo está enviando señales de alta demanda a la industria minera, éstas se han visto opacadas por diversos factores adversos, como la dificultad para obtener permisos para la explotación de nuevas reservas mineras y la contratación de mano de obra calificada.

“Las actuales fuerzas de mercado son considerablemente atípicas”, explica Tipic. “La mayor intervención estatal, expresada en la forma de nacionalizaciones de la industria minera o con la implementación de nuevos regímenes de impuestos y royalties, viene a sumarse a una infraestructura inadecuada y una notoria escasez de talentos calificados, dificultando sobremanera la capacidad de las compañías del sector para realizar nuevas exploraciones o expandir las operaciones mineras ya existentes y así incrementar los recursos minerales disponibles. Estas tendencias están creando un déficit en la oferta que obliga a las compañías mineras a replantear sus estrategias operacionales”.

El voraz apetito de China por los commodities genera nuevos negocios
Mientras la mayor parte del planeta se veía postrada ante la inclemencia de la reciente crisis económica mundial, los compradores chinos estaban dirigiendo sus objetivos hacia las fuentes de minería en el extranjero. Sólo en el año 2009, el gigante asiático cerró una cifra record de 33 negocios en el sector minero, cuyo valor combinado ascendió a US$9,200 millones; al mismo tiempo, cerca de tres cuartas partes (73%) de las compañías chinas del sector proyectan que el ritmo al cual se vienen cerrando negocios se mantenga por algún tiempo. Aunque, las compañías mineras están enfrentando dificultades para atraer nuevas fuentes de financiamiento, la brecha se está reduciendo, empujado por inversionistas chinos y extranjeros que alimentan un mercado transaccional que es hoy considerablemente más activo que el del año previo.

“China es hoy el protagonista del mercado. Gracias a su capacidad para influenciar la demanda y controlar el mercado, el coloso asiático está comenzando a influir marcadamente en los precios globales de los commodities”, indica Pablo Tipic. “Para un considerable número de compañías mineras, la tendencia actualmente plantea el imperativo de comprender más efectivamente cuáles son sus impulsores de valor subyacentes, para así posicionarse adecuadamente y atraer una buena oferta, en caso de que los voraces compradores de China u otros países, toquen a la puerta, ávidos de nuevas adquisiciones”.

Las prioridades y desafíos de los negocios han cambiado dramáticamente durante los últimos doce meses.

Aunque algunos de los aspectos fundamentales de la industria se han mantenido intactos, el ranking relativo y el enfoque de las tendencias clave detectadas por Deloitte en 2010 han cambiado con respecto al año previo. Por ejemplo, las compañías analizadas el año pasado estaban esencialmente preocupadas por garantizar el abastecimiento, manejar la volatilidad de los precios de los commodities y acumular reservas para responder apropiadamente a la creciente demanda. Este año, en cambio, las principales prioridades están centradas en atraer fuentes de financiamiento, detectar nuevos mercados de abastecimiento y conseguir el apoyo de stakeholders locales para asegurar el otorgamiento de licencias de operación. El reporte también destaca el hecho de que las intervenciones estatales alrededor del mundo se han incrementado durante el último año y están hoy creciendo notablemente, mediante nuevos impuestos y royalties (como en el caso de Chile), regulaciones anticorrupción más estrictas y mayores expectativas en torno del tema de la protección del medio ambiente.

Descarga Tendencias mineras 2011 Aquí.

Fuente: Deloitte

José Almonacid

Contador Auditor Egresado y Titulado de la Escuela de Contadores Auditores de Santiago, Miembro actual del Colegio de Contadores de Chile A.G., Diplomado en Legislación Tributaria en la Universidad Mariano Egaña, Participación en Seminarios de la Reforma Tributaria, Seminario "Nuevos elementos del FUT ejercicios 2015-2016 e Impuesto Único al FUT" y Actualmente, se encuentra enfocado primordialmente en el libre ejercicio de la profesión con énfasis en temas tributarios y contables.