SERNAC: ¡Recuerda tu derecho a la Garantía Legal en electrodomésticos!

¡Recuerda tu derecho a la Garantía Legal en electrodomésticos!

Todos los consumidores tienen derecho a la garantía legal cuando compran un producto nuevo que sale malo o se echa a perder con un uso normal.

La Ley del Consumidor establece que los consumidores tienen derecho a tres opciones: al cambio del producto, la reparación gratuita o la devolución de lo pagado durante los tres primeros meses de la compra. Es el consumidor quien elige cuál de esas opciones, no la empresa.

Eventualmente la empresa podría realizar un diagnóstico técnico del producto para conocer las razones del problema, pero siempre será el consumidor quien elija la opción cuando la falla se produzca dentro de dicho plazo.

El derecho a garantía aplica también si los productos fueron comprados en una liquidación, pues no por comprar más barato, los consumidores tienen menos derechos.

Algunos productos como los electrodomésticos tienen garantía voluntaria, lo que significa que tienen una garantía mayor a los 3 meses, que ofrece el fabricante, por ejemplo, de 1 o 2 años.

Si un producto tiene garantía voluntaria, el consumidor debe permitir la revisión del producto en un servicio técnico, pero si vuelve a fallar ya sea por la misma falla o por una distinta, puede exigir el cambio, la reparación o la devolución de lo pagado.

Para ejercer el derecho a garantía, los consumidores deben presentar la boleta o factura, o cualquier otro documento que acredite la compra, por ejemplo, la póliza de garantía timbrada.

El consumidor puede hacer efectiva la garantía ante el vendedor y en caso de que no lo pueda ubicar o la empresa ya no exista, puede exigirse al fabricante o al importador. Las empresas deben ofrecer las mismas condiciones que tuvo el consumidor al momento de comprar el producto y no derivarlo, por ejemplo, a lugares lejanos u horarios diferentes.

Los carteles o timbres en las boletas donde la empresa diga no responder por cambios o devoluciones, no tienen valor. Es el consumidor, y no la empresa quien elige cómo ejercer su garantía.
Además, los consumidores tienen derecho a que la empresa los compense por el tiempo que no pudo usar el producto que está en reparación o evaluación técnica, por ejemplo, entregando temporalmente un producto sustituto.

Garantía de satisfacción

Algunas empresas ofrecen 10 días para cambiar un producto sin motivo. Se trata de una política comercial voluntaria dirigida a satisfacer a los clientes; si es ofrecida, debe cumplirse. Pero eso no significa que el consumidor pierda su garantía legal si el producto tiene fallas.

Es importante comprar productos en el comercio establecido para acceder a estos derechos.

La denominada “garantía extendida”

Es la ofrecida por las empresas como un servicio adicional que extiende el plazo de la garantía original por un período determinado.

Este servicio es una especie de seguro por el que el consumidor paga un precio. No es gratuita y el consumidor es libre de aceptar o no su contratación.

Como en todo contrato, tanto la empresa como el consumidor deben respetar lo acordado en la póliza de la garantía extendida.

Lo importante es que el consumidor tenga acceso a toda la información veraz y oportuna acerca de las condiciones de contratación, los términos de la póliza, restricciones, plazos, costos, cobertura (tipo de fallas que cubrirá), etc.

No todas las garantías extendidas serán iguales ni ofrecerán la misma protección, por lo que es importante leer el contrato.

Desde App Store (iOS) o Google Play Store (Android), descarga en tu móvil la aplicación de “Garantía Legal” del SERNAC, o bien accede pinchando sobre la imagen:


José Almonacid

Contador Auditor Egresado y Titulado de la Escuela de Contadores Auditores de Santiago, Miembro actual del Colegio de Contadores de Chile A.G., Diplomado en Legislación Tributaria en la Universidad Mariano Egaña, Participación en Seminarios de la Reforma Tributaria, Seminario "Nuevos elementos del FUT ejercicios 2015-2016 e Impuesto Único al FUT" y Actualmente, se encuentra enfocado primordialmente en el libre ejercicio de la profesión con énfasis en temas tributarios y contables.