7 Cosas Que Todo Gran Jefe Debería Hacer

El éxito de tu empresa depende del desempeño de tus empleados. Y ese desempeño depende principalmente de tu compromiso con estas siete virtudes.

Las tendencias sobre la administración vienen y van, pero algunas cosas simplemente no cambian. Los valores fundamentales de un buen liderazgo, y una buena gestión, determinan cuan efectivo realmente eres como jefe. Los grandes jefes inspiran, constantemente, a sus empleados a desempeñarse bien y permanecer leales. Demás está decir que esas cualidades son primordiales en el éxito, a largo plazo, de tu empresa.

Por lo tanto, asegúrate de todos los días seguir estas 7 cosas:

Reconoce


Cuando las cosas van bien en tu organización, hazlo saber, de manera temprana y con frecuencia. Reconoce, públicamente, a los empleados productivos por sus contribuciones. Hazlo que sea importante. Fomenta el desempeño sobresaliente y sostenido demostrando a tus empleados cuanto se aprecia su esfuerzo. Los estudios demuestran que reconocer las cosas buenas que hacen tus empleados puede ser más motivador que los bonos.

Motiva


Fija altos estándares de comunicación, productividad y profesionalismo a través de toda tu empresa. Durante los periodos en que estos estándares no se cumplan, evita asignar responsabilidades y señalar malos desempeños, ya que estas respuestas sólo dirigen la atención a los problemas. Busca maneras de retomar el rumbo como empresa. No bajes tus estándares, por el contrario, asóciate con tus empleados y enfrenta los desafíos como un equipo. Lista los comentarios de tus empleados para poder identificar los obstáculos, enfoca tu atención en posible soluciones y esfuérzate por cumplir y superar las expectativas.

Comunica


Comunícate con claridad, profesionalismo y con frecuencia. Los empleados esperan que sus jefaturas evalúen su desempeño con honestidad. Para poder entregar esta retroalimentación con credibilidad,  las buenas jefaturas deben comprender su organización a cabalidad y evaluar los progresos con precisión. Cuando todo avanza bien, destaca lo que está funcionando y comunica el éxito a toda tu empresa. Cuando los problemas se presentan, considera el potencial impacto que podrías tener al comunicar, constructivamente, tus preocupaciones. Recuerda que la comunicación es una herramienta que puede, y debe, inspirar y motivar, como también identificar y resolver problemas.

Confía


Aprende a confiar en tus empleados. Los jefes que creen que sus empleados son capaces y responsables, potencian la autonomía mientras que crean un fuerte sentido de comunidad a través de toda la empresa. Para establecer la confianza, crea un ambiente laboral seguro y positivo con una comunicación abierta, honesta y bidireccional. Confía en que tus empleados cumplirán o superarán las metas de la empresa, trabajando en un ambiente seguro y que los apoya.

Desarrolla


Prepara a tus empleados para el éxito, no para el fracaso.  Entrégales herramientas y capacitación necesaria para que alcancen todo su potencial, y para cumplir y superar los estándares que has fijado. Foméntalos a identificar sus fortalezas y lo que los motiva. Cuando sea posible, incluye aquello que los motiva en sus labores diarias.

Dirige


Asegúrate que tus empleados se sientan desafiados por su trabajo, pero no agobiados. Crea un ambiente laboral limpio, bien mantenido y organizado donde puedan realizar su trabajo y sentirse cómodos. Delega las labores de manera apropiada y busca oportunidades para maximizar las fortalezas de cada empleado.

Asóciate


Haz que tus empleados se sientan parte de algo especial y que sus esfuerzos son realmente apreciados. Inclúyelos de manera directa en el éxito de la empresa. Crea y cultiva un sentido de camaradería, donde las personas sientan que es entretenido ir a trabajar, porque es un ambiente positivo y productivo, y sienten que son parte de una comunidad eficiente, cualificada y altamente exitosa.

Estas prácticas y conductas tendrán un gran impacto en la productividad de tus empleados. Se el mejor jefe que puedas ser y tus empleados estarán a la altura. Cuando sacas lo mejor de tu gente, tu empresa será difícil de vencer.

José Almonacid

Contador Auditor Egresado y Titulado de la Escuela de Contadores Auditores de Santiago, Miembro actual del Colegio de Contadores de Chile A.G., Diplomado en Legislación Tributaria en la Universidad Mariano Egaña, Participación en Seminarios de la Reforma Tributaria, Seminario "Nuevos elementos del FUT ejercicios 2015-2016 e Impuesto Único al FUT" y Actualmente, se encuentra enfocado primordialmente en el libre ejercicio de la profesión con énfasis en temas tributarios y contables.