TRABAJO EN EQUIPO: LOS REMEROS

IMPORTANTE: Cualquier coincidencia con hechos, personas o instituciones son de carácter fortuito y mera casualidad.

Escudriñando en el que hacer de las organizaciones latinoamericanas se nos comentaba que en el año 2.000 se celebró una competencia de remo entre una Empresa Japonesa y una Empresa Latinoamericana.

Al iniciarse la competencia, los remeros japoneses se destacaron desde el comienzo, llegaron a la meta tres horas antes que el otro equipo.

De regreso, en la Empresa Latinoamericana; el Comité Ejecutivo se reunió para analizar las causas de tan desconcertante e imprevisto resultado.

Las conclusiones a las que arribaron luego de un profundo análisis, fueron que habían grandes diferencias en la conformación de los equipos:

Equipo Japonés conformado por: 1 Jefe de Remeros y 10 Remeros.
Equipo Latinoamericano conformado por: 10 Jefes de Equipo y 1 Remero.

La decisión pasó a la esfera de la Planificación Estratégica para así abordar la competencia del siguiente año con una reestructuración que calaría en lo más profundo de la delegación de la Empresa Latinoamericana.

En el año 2.001 se produce la nueva competencia, resultados; el Equipo Japonés volvió a adelantarse desde el comienzo y la diferencia a favor de ellos fue de 4 horas.

El nuevo análisis del Comité Ejecutivo arrojó los siguientes resultados:

El Equipo de la Empresa Latinoamericana, luego de los cambios introducidos por el Dpto. de Planificación Estratégica tenía la siguiente composición:

1 Jefe de Equipo.
2 Asistentes del Jefe de Equipo.
7 Jefes de Sección.
1 Remero.

El Equipo Japonés seguía igual, es decir: 1 Jefe de Remeros y 10 Remeros.

La conclusión del Comité Ejecutivo fue unánime y lapidaria: “EL REMERO ES UN INCOMPETENTE”

En el año 2.002 se les presenta una nueva oportunidad al Equipo Latinoamericano. 

El Dpto. de Tecnología y el de Unidades Estratégicas de Negocios había puesto en marcha un plan destinado a mejorar la productividad introduciendo novedosas modificaciones en la organización, que generarían sin lugar a dudas, incrementos sustanciales en la eficiencia. Serían la clave del éxito, el broche de oro de un trabajo que humillaría al mismísimo Peter Drucker y hacer añicos los Once Mandamientos de la Gerencia del Siglo XXI de Matthew J. Kiernan

Se realiza la competencia.............El resultado fue catastrófico. 

El Equipo Latinoamericano llegó 9 horas más tarde que el Equipo Japonés.
Las conclusiones revelaron datos escalofriantes. Para el colmo, el Equipo Japonés optó por la alineación tradicional de: 

1 Jefe de Remeros y 10 Remeros.

El Equipo Latinoamericano había utilizado una novedosa formación vanguardista integrada por seres humanos inherentemente buenos, enérgicos, creativos, confiables y capaces de lograr cosas grandes y maravillosas. 

1 Jefe de Equipo.
1 Auditor de Calidad Total.
1 Asesor de Empowerment.
1 Consultor de Re-Ingeniería.
1 Analista de Procedimientos.
1 Experto en Tecnología Naval.
1 Contralor.
1 Psicoterapeuta Laboral.
1 Jefe de Sección.
1 Apuntador de Tiempos.
1 Remero.

Los informes de miembros destacados del equipo que participó en la competición, consignaban observaciones importantes y que habría que tomar en cuenta: He aquí algunas.

1° El Jefe de Equipo indicaba en su informe que El Remero, habiendo transcurrido las dos terceras partes del tiempo de competición, permanecía totalmente callado, era incapaz de establecer comunicación alguna, no hacía ningún caso a sus órdenes y se mostraba ajeno a la naturaleza de la competición y de su importancia para la empresa.

2° El Experto Naval, señala a su vez, que El Remero perdía el rumbo con demasiada facilidad, y que no era capaz de mantener el ritmo cuando los miembros del equipo tenían que desplazarse continuamente de un lado a otro de la embarcación para hacer los controles respectivos. Que no obstante el considerable peso de los equipos para establecer la dirección vía satélite instalados en la canoa (No confía en el GPS, porque tiene una variación de 3 cm. cada 25 Km.); pese a las maldiciones proferidas por el remero; estos están debidamente justificados y eran necesarios para no salirse del rumbo establecido, 

3° El Consultor de Re-Ingeniería, en sus breves pero importantes conclusiones, anota que ante los continuos llamados de atención de los miembros del equipo, El Remero adopta una actitud intolerante y desafiante, comenta que varias veces fungió de portavoz haciéndole conocer las observaciones de los demás miembros del equipo pero este se muestra reticente, rechaza la obediencia debida en detrimento de las buenas relaciones que deben existir entre Jefe-Subordinado.

4° El Analista de Procedimientos, indica que El Remero hacia todo lo posible por limitar los movimientos de los miembros del equipo dentro de la embarcación, permaneciendo en un solo lugar e impidiendo así el desarrollo de una tarea eficaz y eficiente que aportara para el éxito de la competencia.

5° El Apuntador de Tiempos había observado que a partir de la vigésima quinta milla marina, El Remero manifestaba cierta dejadez y derrotismo. Era incapaz de seguir el ritmo de remadas cuya planificación respondió a una serie interminable de ensayos en el Dpto. de Investigación y Desarrollo de la empresa.

6° El Psicoterapeuta Laboral a su vez indica en su reporte que El Remero a partir de la sexta hora de competición presentaba un aspecto cansino, enfermizo y excesiva sudoración. Y que además desmotivaba a los miembros del equipo al indicar con palabras entrecortadas que mas parecían susurros “El único que aquí rema ... soy yo”, menospreciando el aporte de los demás miembros de la tripulación, personas con un alto nivel de apoyo; con un gusto por el riesgo y tolerancia para el "error constructivo".

Luego de varios días de agotadoras reuniones y profundo análisis, el Comité Ejecutivo junto con los Accionistas más representativos tomaron las siguientes decisiones:

  1. Debido a los constantes fracasos, despediremos al Remero.
  2. Recurriremos a la contratación de un nuevo Remero, pero lo haremos a través del outsourcing con el objeto de no tener que lidiar con el sindicato y no estar atados a contratos laborales anquilosados, que sin duda degradan la eficiencia y la productividad.

En la opinión de los miembros del Comité Ejecutivo de la Empresa, de la anterior historia se desprenden siete conclusiones importantes:

  1. El Remero era Reactivo en lugar de ser Pro-activo.
  2. Era flojo y no se apegó a la Misión, Visión, Objetivos, Estrategias y Tácticas de la Empresa.
  3. ..................Y por si fuera poco; nunca supo trabajar en equipo.
  4. No hay justicia en los torneos deportivos. No siempre gana el mejor. Los resultados lo confirman.
  5. Los japoneses han acudido a la bio-tecnología, bio-genética y la robotización (Existen grandes sospechas que los remeros japoneses son en realidad robots).
  6. Se debió tomar en cuenta las consideraciones de los especialistas, que recomendaban que dada la importancia de los temas medio ambientales se debía incorporar al equipo, un Especialista en Medio Ambiente (Se sugería un Ecologista Radical, miembro de Green Peace), entendiendo que las 10 empresas TOP del mundo, reconocen que la eficiencia ambiental es la mejor arma competitiva de nuestros tiempos.
  7. Considerar la construcción a través de los contactos diplomáticos necesarios y suficientes, de un Mercado Común Interhemisférico, donde participemos junto a: Haití, Nepal, Burkina-Faso, Albania, Somalia, Etiopía, Azerbaiján y Afganistán. 

José Almonacid

Contador Auditor Egresado y Titulado de la Escuela de Contadores Auditores de Santiago, Miembro actual del Colegio de Contadores de Chile A.G., Diplomado en Legislación Tributaria en la Universidad Mariano Egaña, Participación en Seminarios de la Reforma Tributaria, Seminario "Nuevos elementos del FUT ejercicios 2015-2016 e Impuesto Único al FUT" y Actualmente, se encuentra enfocado primordialmente en el libre ejercicio de la profesión con énfasis en temas tributarios y contables.