Mirada Internacional: Argentina

Suben los bonos, pese a que Argentina tiene la peor calificación de deuda de América Latina

La calificadora de riesgo Stándar & Poor's (S&O) llevó a la Argentina al último puesto en el ranking de deuda pública entre todos los países de América latina, aunque eso no parece haber asustado a los inversores, que encaminan los bonos soberanos locales a nuevos records.

S&P bajó la semana pasada el rating de la deuda soberana argentina de largo plazo, en moneda local y extranjera, de B- a CCC+ y, en el corto plazo, la bajó de B a C. Además, puso en negativo la perspectiva a largo plazo, algo que se espera que también haga Moody's.

De esta manera, degradó la deuda local hasta convertirla en la más riesgosa en América Latina, ya que Chile, México, Colombia, Perú, Panamá, Uruguay y Brasil tienen "grado de inversión" (calificaciones de AAAA a BBB), mientras que Ecuador y Chile, en "grado especulativo", está valuados en B, un escalón más arriba que Argentina.

Sin embargo, tanto bonos como acciones no dejan de subir en la Bolsa de Buenos Aires y en Wall Street. Ayer, el índice líder, el Merval, registró un avance del 3,39%, para posicionarse en las 4.647,45 unidades, con un total de 67 subas, 10 bajas y 7 papeles sin cambios. Así, acumuló una suba del 18% en septiembre.
Entre los bonos, sólo en el día de ayer, el Discount en dólares se expandió 6,43% y el Cupón PBI, en euros ganó el 4,2%, en una jornada con mayoría de alzas para los papeles de deuda.

La explicación

Analistas e inversores dan cuenta que la degradación de la deuda fue producto del revés judicial en la causa entre la Argentina y los fondos especulativos, en los Estados Unidos, noticia que ya estaba descontada.

Un informe Gustavo Ber, titular de Estudio Ber, asegura que "los activos domésticos siguen extendiendo las fuertes mejoras de los últimos tiempos, sustentadas principalmente en importantes descuentos respecto a comparables regionales, y así es que los operadores continúan buscando aprovechar una mayor convergencia".

Otro reporte, de la consultora Delphos Investment, analiza en tanto que "si bien a los activos argentinos les queda un gran recorrido por delante, éste no estará ausente de volatilidad y va ser fundamental tener una clara visión estructural a la hora del trading de las operaciones".

Por su parte, el analista de la firma Carta Financiera, Lucas Reyna, dijo que, si bien el país ostenta la peor calificación de S&P de América Latina, el precio en dólares de los bonos argentinos se ha mentido en niveles que se alejan apenas un par de puntos de su máximo de cinco años.

"El mercado percibe que la deuda nacional es menos riesgosa en este momento que hace un par de meses, cuando la calificación soberana era un escalón mayor", expresó el analista.

La degradación de la nota de S&P significa que Argentina pasó de ser un deudor "vulnerable a condiciones adversas, pero que actualmente tiene la capacidad de cumplir con sus compromisos financieros" a un deudor "actualmente vulnerable y dependiente de condiciones favorables para cumplir con sus compromisos financieros", explicó Reyna.

De todos modos, continuó, la conducta del mercado permite pensar que "los precios contienen información que va más allá del riesgo crediticio asignado por las calificadoras", dijo el analista, quien agregó: "Hay ciertos aspectos que pueden estar dentro del precio, o al menos deben ser considerados en la evaluación de los títulos argentinos".

José Almonacid

Contador Auditor Egresado y Titulado de la Escuela de Contadores Auditores de Santiago, Miembro actual del Colegio de Contadores de Chile A.G., Diplomado en Legislación Tributaria en la Universidad Mariano Egaña, Participación en Seminarios de la Reforma Tributaria, Seminario "Nuevos elementos del FUT ejercicios 2015-2016 e Impuesto Único al FUT" y Actualmente, se encuentra enfocado primordialmente en el libre ejercicio de la profesión con énfasis en temas tributarios y contables.